“La poesía me permite comprender el mundo que me rodea y compartir estados de ánimos, experiencias y sentimientos”

Juan García acaba de publicar su último libro de poemas 'Cartografía humana'

Juan García acaba de publicar su último libro de poemas ‘Cartografía humana’

Ha dejado atrás una etapa en la que sus poemas profundizaban en el dolor y la tristeza para adentrarse en una poesía más luminosa y vitalista; sin embargo, Juan García López, un joven poeta y profesor de Historia del IES Vega de Mar de San Pedro de Alcántara, sigue recurriendo con frecuencia a su pareja, convertida en musa de su creatividad y fuente de inspiración que suele “habitar” sus poemas. Su última obra, ‘Cartografía humana’, es todo un cántico a todos esos sentimientos que transitan por su vida cotidiana y que, inevitablemente, van dejando su huella. En esta entrevista, este escritor se desvela y nos narra sus impresiones y vivencias.

UNA ENTREVISTA DE J. ROMERO/IES VEGA DE MAR

 -¿Cómo comenzaste a aficionarte por la poesía?

-Siempre he sentido fascinación por la poesía. Aún recuerdo aquellas tardes en las que iba con amigos del colegio a la biblioteca pública de mi pueblo para realizar algún trabajo de clase; entonces solía pararme en las estanterías dedicadas a poesía, cogía cualquier libro al azar y leía alguno de sus poemas. Desde entonces comencé a interesarme por el mundo de la literatura, al mismo tiempo que comenzaba a escribir mis primeros versos.

-¿De qué sueles hablar en tus poemas?

-Yo concibo la poesía como un vehículo de expresión, y como tal, mis poemas intentan transmitir mi propio sentido de la vida. Mis versos quieren llevar al lector sentimientos que son individuales, ya que nacen de mis propias experiencias, pero al mismo tiempo intento que en esos sentimientos puedan verse reconocidas el resto de personas.

-Tu último libro se llama “Cartografía humana”. ¿Qué puede encontrar el lector en él?

-Posiblemente el sentimiento de amor sea el viento que mueva las aspas del libro, ya que todos los elementos que componen el poemario se crean o se destruyen movidos por el sentimiento de amor. Pero también el miedo, la soledad, la búsqueda, la pérdida… Todos estos sentimientos transitan por los espacios cotidianos de mi vida: las calles, las ciudades, los mapas… y van dejando su huella en ellas. Pero también los versos pueden cambiar de escenario para hablar de la experiencia vivida en otros países, de cómo los estados de ánimo nos hacen percibir los lugares de una forma diferente.

Uno de sus viajes más recientes fue a Egipto.

Uno de sus viajes más recientes fue a Egipto.

-¿Hay algún poema del que te sientas más orgulloso?

-Tal vez uno de los poemas más significativos del libro sea “Vista panorámica” ya que fue uno de los primeros que compuse para el libro y supuso un cambio en mi forma de entender la poesía. A partir de ese momento he ido dejando atrás unos versos más tristes, sombríos o dolorosos, para dar paso a una poesía más luminosa, que utiliza imágenes más directas y menos herméticas.

-¿Cómo ves el futuro de la poesía en un mundo marcado por los mensajes cortos y las redes sociales?

-La forma en la que nos comunicamos está continuamente cambiando. Vivimos en la era de las nuevas tecnologías, y eso tiene sus ventajas, por ejemplo, el acceso a la información es más fácil, lo que permite una mayor difusión de la poesía, al mismo tiempo que nos proporciona un conocimiento más inmediato del mundo de la literatura. No se puede vivir de espaldas a la realidad, pero que cambien las vías de comunicación no ha de ser sinónimo de que se haga un mal uso del lenguaje.

-¿Cómo concibes la poesía, como un hobby o como algo a lo que podrías dedicarte en el futuro?

-Escribir poesía para mí es una necesidad vital. La poesía me ayuda a comprender mejor el mundo que me rodea, y me permite compartir estados de ánimo, experiencias y sentimientos con otras personas.
Me gusta escribir, crear proyectos poéticos, e intento que salgan a la luz a modo de publicación, ya que el libro para mi es la forma de materializar algo que resulta intangible.

-A la hora de escribir poesía, ¿qué necesitas?

-Cuando camino o mientras espero en la estación de trenes de alguna ciudad… El verso que llevaba días buscando puede aparecer el cualquier lugar, así como la necesidad de escribir, y entonces, un papel y un bolígrafo son suficientes. Esa es una de tantas razones por las que me gusta la poesía. Por supuesto que la creación literaria necesita de mucho trabajo y un lugar tranquilo donde poder confeccionar las ideas, pero a veces los versos pueden estar esperando tras el bullicio de una ciudad en hora punta.

-¿Alguien qué te inspira? ¿Por qué?

-Mis poemas tratan de descodificar la realidad que percibo hasta hacerla palabra. Todo lo que rodea al escritor le inspira y aparece reflejado en su obra, por ejemplo, la situación personal que vive. Mi pareja me ha proporcionado un horizonte poético al que recurro cada vez que escribo, ella habita mis poemas y me sirve de inspiración diaria.

-¿Qué autores poéticos te gustan? ¿Por qué?

-¡Hay tantos!; sin embargo, podría decir que me gusta la poesía, al margen de nombres y tendencias. Por supuesto, tengo mis preferencias: los poetas de la generación del 27, y de la generación del 50, o de la poesía de la experiencia… por ejemplo.

-¿En qué estás trabajando actualmente?

-La idea de un nuevo libro está comenzando a cobrar forma, pero aún estoy en el proceso de gestación del mismo.

Además de escribir, este joven profesor de Historia es un aficionado a viajar

Además de escribir, este joven profesor de Historia es un aficionado a viajar