Artículos del autor:








  • LOS DUENDES TRISTES

    Había una vez en una biblioteca unos cuantos duendes curiosos, a los que les
    encantaba leer por la noche libros de todo tipo. Salían cuando ya no quedaba
    nadie y apagaban todas las luces.