La Feria de mayo

La Feria de mayo

Es una feria que se celebra en Córdoba y que se celebra anualmente en Córdoba durante los dos últimos fines de semana de mayo. La feria tiene un carácter popular y abierto, conforme al espíritu tradicional y peculiar de la Feria. Es una feria eminentemente festiva para disfrute de los cordobeses y de quienes nos quieran visitar, compuesta de casetas con sus correspondientes actuaciones musicales, de baile, entre otras, así como centenares de atracciones y puestos de tómbolas, gominolas, arropías, repartidas por el Real de la Feria. Se celebra junto al Río Guadalquivir en el recinto de El Arenal desde el año 1994. El origen de la Feria de Nuestra Señora de la Salud se sitúa en el año 1284.

 Casetas en la feria de Córdoba

Las casetas son las zonas de reunión principales de la Feria. Gestionados por asociaciones, hermandades de Semana Santa, partidos políticos o instituciones, las cuales tienen un diseño tradicional acorde con su finalidad. La decoración de las casetas busca mantener la tradición de la arquitectura cordobesa, recreando las antiguas casas de vecinos tradicionales y todos los aderezos presentes en ella: rejas, macetas, espacio de sillas, veladores, así como adornos típicos de la feria como farolillos, bombillas o guirnaldas). Las casetas cuentan con la barra donde se solicitan las consumiciones, espacio para sillas, veladores y cocina.

Por otra parte y en los últimos años, se han ido imponiendo casetas con aire acondicionado para hacer más soportable las altas temperaturas de algunos años de finales del mes de mayo, que en esta época supera los 30º, a veces más. Este año el número de casetas en total de la feria se situaba en poco menos de 100 casetas, concretamente 97.

Normas de uso y funcionamiento

Las casetas abren el viernes por la noche del primer fin de semana de celebración a las 12 de la noche y podrán estar abiertas hasta las 8 horas del domingo del segundo fin de semana. Diariamente las casetas tienen que mantener obligatoriamente su apertura desde las 13 horas hasta las 1 de la mañana, excepto los domingos, lunes y martes que el cierre se podrá adelantar a las 0:00 horas.

El cierre de la caseta se debe producir entre las 6 hasta las 13 horas, excepto sábados y domingos que se ampliará este horario hasta las 6 de la mañana. Aunque la feria tiene un carácter abierto, se concede un máximo de cuatro periodos de cierre por compromisos de acción institucional y social de las asociaciones propietarias de las casetas. Uno de estos periodos se celebrará entre el lunes o martes de Feria, siendo necesaria la presentación del programa en el Departamento de Ferias y Festejos del Ayuntamiento para su aprobación.

Comida y bebida

Por normativa, todas las casetas de Córdoba tienen cocina. Esta cocina viene a servir productos típicos de la gastronomía cordobesa como son el Salmorejo, el Flamenquín, los Pimientos fritos, las raciones de jamón o de pescaíto frito como platos más solicitados. La cocina es normalmente gestionada por restaurantes de la ciudad o por empresas de catering que proveen durante los días de la feria a la caseta en cuestión. Aunque todavía quedan algunas casetas cuya cocina es llevada por miembros de la propia peña o hermandad encargada, esta costumbre ha quedado en desuso con el paso del tiempo. En cuanto a la bebida tiene especial éxito desde hace ya algunos años el conocido como rebujito, resultante de la mezcla de vino blanco con un refresco de gaseosa, aunque nada comparable, según dicen los mayores, con nuestro exquisito vino de la denominación Montilla-Moriles.

Así que a disfrutarla con moderación y siempre respetando las normas.

Os pongo un enlace hacia una magnífica página de información sobre Córdoba por si queréis conocer el Programa de la Feria 2015

Compartir