Adiós con el corazón (y con una canción)

REDACCIÓN SOTO CABALLO REY

Una experiencia “très jolie”

Hay dos tipos de agradecimientos: el primero nos lleva a sentirnos bien cuando las cosas salen como esperamos; el segundo constituye un hábito, una actitud propia de los que somos conscientes de las cosas buenas y positivas que nos rodean.

Estas dos clases de gratitud las sentimos hoy al mismo tiempo, en primer lugar porque estamos orgullosos de nuestro diario, Soto, Caballo y Rey, de la ilusión que hemos puesto cada día y del resultado final; en segundo lugar porque una empresa de comunicación, el Grupo Joly, se ha comprometido a encender en los jóvenes de los centros educativos andaluces la llama del periodismo digital, y eso es un acto digno de agradecer.

Llevados por el torrente de emociones que ha generado en nosotros esta experiencia, hemos improvisado una canción. Unos cuantos alumnos escriben rápidamente la letra en la pizarra, otro la pasa a ordenador, se hacen rápidamente unas copias y, acompañados de dos instrumentos que casualmente habíamos llevado ese día al instituto para otro acto, nos ponemos todos a cantar con emoción. Lo sentimos. Es la última clase del trimestre. No hay tiempo para más ensayos. Toca el timbre.

VÍDEO: INÉS GONZÁLEZ

Compartir